Chile: Historia Cultural—El Burdel de la Carlina

PEDRO ENCINA
santiagonostalgico

El burdel de la Tia Carlina, calle Vivaceta N° 1226
El 14 de septiembre de 2007, un grupos de dirigentes culturales y vecinales, junto con una concejala, el Guaripola de los Guachacas, Dióscoro Rojas, dieron el último adios al más famoso burdel, ubicado en calle Vivaceta 1226, antes que , en los días siguientes, fuera demolida su estructura e interiores.

En ese mítico burdel o casa de putas, que además fue un lugar de encuentro social y bohemio, nació en los años 60, el famoso Blue Ballet, el primer espectáculo de travestis del país.

En la ocasión de la despedida, se bailó cueca y tomó chicha, recordando tiempos mejores. Los asistentes , muchos de ellos, vecinos y vecinos desde ese entonces, se llevaron vigas y recuerdos de tan famoso lugar

La Tía Carlina fue una muchachita nacida hacia 1910 en la provincia de Colchagua como Carlina Morales Padilla, hija de Manuel y Dorila. Eran los años del frenesí sexual de la Bellepoque. Carlina llegó a Santiago y en su tierna infancia vendió pan amasado en las puertas de la Iglesia de Santo Domingo. Allí conoció la dura vida de la calle y, con el tiempo y su ingenio empresarial, llegó a regentar el más famoso burdel de Santiago y un imperio del buen pasar en el Santiago de las décadas del 40, el 50 y el 60.

No engañas a nadie, eres honesta, íntegra, perfecta; anticipas tu precio, te enseñas; no discriminas a los viejos, a los criminales, a los tontos, a los de otro color; soportas las agresiones del orgullo, las asechanzas de los enfermos; alivias a los impotentes, estimulas a los tímidos, complaces a los hartos, encuentras la fórmula de los desencantados. Eres la confidente del borracho, el refugio del perseguido, el lecho del que no tiene reposo.

Print Friendly
Did you like this? Share it:

No comments.

Leave a Reply

Gotcha! *